Discurso del profesor Stanley G. Payne (Doctor Honoris Causa Universidad Rey Juan Carlos)

05 Marzo 2016
(4 votes)

Muchísimas gracias a la Universidad Rey Juan Carlos por haberme concedido este gran honor. Quiero agradecer al rector, a la administración universitaria, y a los profesores por este reconocimiento, que es un honor y también un privilegio. Agradezco especialmente al profesor Luis Palacios por todo su empeño y dedicación en este objetivo y en la preparación del libro-homenaje.

Ha sido privilegio mío el haber podido dedicarme principalmente a la Historia Contemporánea de España durante estos últimos sesenta años, desde que me inicié como hispanista en 1955. En aquella época no tenía idea de que allá por finales del siglo XX y comienzos de esta centuria, algunos de los estudiosos y políticos de España iban a declararla entidad inexistente.

Fuera del país, tales dudas y afanes de deconstrucción con respecto a España no se encuentran. En el mundo no existe otra historia más extraordinaria que la de España, ni más grande. El gran proceso de recuperación y creación conocido escuetamente como la Reconquista es, si se toma en cuenta todas sus dimensiones, un acontecimiento absolutamente único en la Historia, y habría dado a España un papel destacado y sin precedentes en la historia universal, incluso si su pie y huella no hubiera llegado nunca a América. Lo más distintivo de la Historia de España tiene que ver con su historia medieval casi más que con su historia imperial.

Yo he tratado de muchos asuntos en la Historia de España y de Europa, y me ha parecido interesante para esta ocasión, hablar sobre algo del último de los archivos, hemerotecas y bibliotecas en los que he investigado en España. Me refiero al archivo de la Fundación Nacional Francisco Franco, que solemos llamar más directamente como el Archivo Franco. Sin duda alguna, se trata de uno de los archivos más singulares del país, que existe solamente por la iniciativa y la visión del académico e historiador Luis Suárez Fernández, que insistió y supervisó la preservación de sus diferentes legajos y documentos después de la muerte de Franco. El profesor Suárez estimuló la formación de un archivo regular bajo el patrocinio de la Fundación.

Son muchos los que creen que el Archivo Franco contiene los papeles personales del antiguo dictador o los documentos de su régimen, sin embargo, en gran parte ello no es cierto ni en un caso ni en el otro. Los documentos oficiales están o en el Archivo General del Estado en Alcalá o en otros archivos ministeriales, mientras lo que queda de papeles personales están bajo la custodia de la Duquesa de Franco, y posiblemente guardado en un banco en Suiza. Los documentos y papeles del archivo de la Fundación, contienen muchas y diversas materias que Franco quería guardar personalmente, o de copias de las mismas. A lo largo del tiempo se fueron acumulando en muchísimas carpetas en su despacho, que después se fueron recogiendo en legajos anejos de forma bastante desordenada. Algunos sí son documentos oficiales, con otra copia consignada al archivo permanente del Estado o del organismo público correspondiente, y en estos casos se sí que se trata de ciertos informes claves, sobre todo en lo que se refiere a informes de seguridad durante años. Pero otros son cartas recibidas y mucha materia heterogénea y dispar, que especialmente le llamaba la atención, incluyendo, de vez en cuando, alguna publicación clandestina de la oposición izquierdista o de los monárquicos.

Por su parte, Franco también escribía, y casi todos sus ensayos y escritos han sido publicados. Algo más espontáneos son las pequeñas notas, discusiones o memorándums que escribió para sí mismo durante años, de los que solamente una parte de ellos han sido publicados en los Documentos inéditos de la Fundación. Franco los preparaba sobre varios dilemas claves, al objeto, según parece, de debatirlos consigo mismo. La extensión variaba mucho, desde dos o tres líneas a dos páginas, pero normalmente fueron breves, desde la pequeña guía de cinco líneas que anotó horas antes de su encuentro con Hitler, a los pocos memorándums de mayor sustancia en las etapas posteriores.

Prev
Next »

Post comment as a guest

Attachments

Location

Share:
0
  • No comments found

KOSMOS-POLIS es una asociación sin ánimo de lucro (Ley Orgánica 1/2002) registrada en el Ministerio del Interior y dedicada a la investigación y divulgación de la ciencia política, historia, relaciones internacionales y análisis político

Twitter

Top